Me van a realizar una ecocardiografía transesofágica. ¿Qué debo saber?

Me van a realizar una ecocardiografía transesofágica. ¿Qué debo saber?

La ecocardiografía transesofágica (ETE) es una técnica muy importante en el diagnóstico de las enfermedades cardiovasculares.

Se trata de una técnica especial que se realiza con una sonda que tiene forma de tubo fino que se introduce fácilmente a través de la garganta hasta el esófago.

La proximidad del esófago al corazón y los grandes vasos, hace que la visión que se obtiene del corazón sea excelente y se puede obtener información adicional más exacta que con la ecocardiografía convencional.

En el Hospital La Luz cumplimos con los máximos estándares de calidad y seguridad vinculados al procedimiento. En nuestro laboratorio contamos con la colaboración del Servicio de Medicina Intensiva y disponemos de monitor de constantes vitales, medidor automático de tensión arterial, equipo completo de reanimación cardiopulmonar avanzada y personal altamente cualificado.

Para la realización del estudio es preciso tomar una serie de precauciones que tienen como objetivo proporcionarle la máxima seguridad y un mayor confort durante la prueba.

  • Le explicaremos detalladamente en qué consiste la prueba y el motivo por el que se le ha solicitado. Antes de comenzar o durante la consulta previa con su Cardiólogo/a deberá firmar el consentimiento informado de la misma.
  • Estudiamos previamente su historia clínica para conocer si existe alguna contraindicación absoluta o relativa para la realización de la prueba: enfermedades del esófago, alergias medicamentosas o antecedentes de sangrado gastrointestinal (problemas para tragar, cirugías previas, enfermedades del hígado, problemas de coagulación, etc).
  • Es importante que permanezca en ayunas 6 horas antes del procedimiento (puede tomar su medicación habitual con un poco de agua 3 horas antes de la prueba).
  • Las dentaduras artificiales deben retirarse.
  • Un enfermero/a le canalizará una vía venosa periférica para administración de la medicación necesaria para la sedación.
  • El tipo de sedación empleada es la denominada sedación consciente en la que empelamos dosis bajas de sedantes de corta duración.
  • También administramos anestésico local en la garganta, similar al utilizado por los dentistas, para minimizar la molestia del paso de la sonda por la garganta.
  • Debe venir acompañado sobre todo porque después de la sedación que se utiliza no podrá realizar actividades que requieran un alto grado de concentración (conducir, por ejemplo) durante al menos 24 horas.
  • Una vez terminado el procedimiento permanecerá monitorizado, una vez comprobado que se ha despertado completamente y que se encuentra bien podrá marcharse.
  • Es aconsejable estar al menos tres horas sin comer ni beber tras el procedimiento, debido a la aplicación de anestesia local en garganta y 24 horas sin conducir o realizar actividades que requieran concentración o pongan en peligro su seguridad si debido a la sedación.

En resumen, la ecocardiografía transesofágica es una prueba ampliamente extendida en el estudio de las enfermedades cardiacas, segura, indolora y con muy bajas tasas de complicaciones cuando se realiza por personal experto y con las medidas de calidad y seguridad adecuadas. 

Por Dra. María del Mar Pérez Gil

Responsable de Unidad de Cardiología No Invasiva de la UICAR

Comentar ...

Your email address will not be published.