Pericardiocentesis y pericardotomía percutánea


Se trata de un procedimiento diagnóstico y terapéutico para pacientes que tienen derrame pericárdico severo.

Consiste en extraer líquido de la cavidad pericárdica y rasgar el pericardio para que en caso de recurrencia del derrame no provoque compromiso circulatorio. Para ello, bajo anestesia local y sedación superficial, se realiza una punción justo debajo del esternón y, guiado por escopia, se accede al derrame, se toman muestras para estudio biológico y se drena por aspiración. Tras ello, se puede inflar un balón perpendicular a la membrana pericárdica consiguiendo una apertura que comunica la cavidad pericárdica con la cavidad pleural.

Comentar ...

Your email address will not be published.