Enfermedad de la válvula aórtica y su tratamiento sin cirugía abierta

Enfermedad de la válvula aórtica y su tratamiento sin cirugía abierta

La reparación y el remplazo de la válvula aórtica y son procedimientos que tratan enfermedades que afectan la válvula aórtica (una de las cuatro válvulas que controlan el flujo de la sangre a través del corazón).

La válvula aórtica mantiene el flujo sanguíneo en la dirección correcta desde corazón. Separa la cavidad principal de bombeo del corazón (el ventrículo izquierdo) y la arteria principal que suministra sangre al organismo (aorta).

Con cada contracción del ventrículo, la válvula aórtica se abre y permite que la sangre fluya desde el corazón hacia la aorta, posteriormente la válvula aórtica se cierra e impide que la sangre vuelva al corazón.

Cuando la válvula aórtica enferma (estenosis o insuficiencia), puede impedir en el flujo adecuado de la sangre y deteriorar la función del corazón, poniendo en riesgo la vida del paciente.

Mediante la reparación o el reemplazo de la válvula aórtica se pueden tratar las enfermedades de la válvula aortica y restaurar su adecuado funcionamiento mejorar los síntomas, prolongar la vida y conservar el funcionamiento del músculo del corazón.

¿Qué es TAVI (o TAVR)?

TAVI o TAVR son las siglas en inglés de Implante o Reemplazo de la Válvula Aórtica Transcatéter. Durante este proceso se inserta una nueva válvula cardíaca  sin cirugía, a través de un catéter, sin extraer la válvula dañada anterior. La nueva válvula se coloca dentro de la válvula enferma.

El método TAVI, similar a la colocación de una prótesis (stent) en una arteria coronaria, lleva una válvula plegable de reemplazo al sitio de la válvula enferma mediante un catéter . Una vez que la nueva válvula se expande, esta empuja las aletas de la válvula vieja. Después la válvula de reemplazo se encarga de regular el flujo sanguíneo del corazón hacia la circulación general (función de la válvula aortica nativa enferma) .

 Procedimiento

El procedimiento de TAVI se hace mediante uno de varios métodos. El equipo cardiológico selecciona el método que provee la manera más apropiada y segura de acceder y tratar la válvula:

  • Entrar por la arteria femoral  que se conoce como  el método transfemoral (acceso más utilizado)
  • Usar un método mínimamente invasivo mediante una pequeña incisión en el pecho e ingresar por una arteria grande en el pecho, conocido como el método transaórtico o subclavio, o por la punta del ventrículo izquierdo (el ápex), que se conoce como el método transapical.

Tras la anestesia local (en la mayoría de los casos) en la zona de punción, se introducen catéteres a través de las arterias, dirigiéndolos hasta el corazón. Una vez allí implanta la prótesis valvular, la cual se introduce con ayuda de una guía, liberándose sobre la válvula aórtica enferma del paciente.

La correcta realización de todo el procedimiento y colocación de la válvula se confirma mediante distintas técnicas de imagen e inyección de contraste a nivel de la aorta inmediatamente por encima de la prótesis.

¿Quién es un buen candidato para este tipo de válvula?

La TAVI fue aprobada originalmente solo para pacientes que estaban demasiado enfermos para someterse a una cirugía de corazón abierto.

La última serie de indicaciones de TAVI para incluir a pacientes de riesgo moderado ha aumentado considerablemente el número de pacientes con estenosis aórtica que son candidatos para TAVI. Además, los ensayos para determinar la eficacia de la TAVI en pacientes de bajo riesgo están ya en marcha.

Recuperación

Con el TAVI se evita la cirugía a corazón abierto, por lo que los tiempos de recuperación y alta hospitalaria son considerablemente menores.

CONCLUSION

TAVI puede ser una opción eficaz para prolongar y mejorar la calidad de vida de los pacientes con enfermedades de la válvula aórtica que de otro modo tendrían alternativas limitadas para la reparación valvular.  El tratamiento definitivo de la enfermedad valvular aórtica en un determinado paciente debe de ser realizado  en conjunto con el equipo cardiológico para elegir la técnica  ( TAVI, cirugía, tratamiento médico) con menor riesgo y mayores beneficios para el paciente.

Por el doctor Dr J. Frank Sliwinski

Comentar ...

Your email address will not be published.